Marketing | El fernet con coca fracasó en Europa
1258
post-template-default,single,single-post,postid-1258,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in marketing

El fernet con coca fracasó en Europa

Fuente: Día a Día

La mezcla de fernet con coca, uno de los mayores y más notables inventos cordobeses, fue “exportado” con éxito al resto del país. En poco más de una década, se puede decir que la Argentina lo adoptó como una bebida nacional.

Advirtiendo esto, y viendo que en la Argentina las ventas de fernet (de la mano de la comunión con la coca) crecían exponencialmente, Fratelli Branca decidió en 2012 llevar la idea de la mezcla a Europa. Empezó por Italia, la cuna de este amaro. Es que si bien los italianos son los padres del fernet (Branca tiene su sede en Milán), siempre lo habían tomado solo, sin mezclarlo con nada.

Vamos al final de la historia: la fórmula cordobesa no funcionó. No hubo caso, no gustó. El elixir de la noche de Córdoba no generó en los finos paladares europeos la misma sensación que en barrio Güemes y, tras dos veranos, finalmente se dieron por vencidos.

 

No se puede decir que no lo intentaron. Llevaron adelante centenares de acciones de marketing como sólo los europeos saben hacerlas: le pusieron un nombre (Fernandito), las mejores promotoras (italianas, obvio) y organizaron degustaciones gratuitas en las ciudades más importantes con carritos en plazas y parques.

¿Redes sociales? Por supuesto: Facebook, cuenta de Twitter, de Instagram, de Foursquare y un canal exclusivo en YouTube con tutoriales para que aprendan a prepararlo.

Además, como no era suficiente, durante los veranos de 2012 y 2013 organizaron fiestas electrónicas en edificios reciclados (auspiciadas por Fernandito) y hasta –escuche bien–: un tranvía-boliche donde la gente podía subirse y disfrutar de un paseo por Milán bailando y tomando fernet con coca… gratis. Era el paraíso, pero no hubo caso.

“Es el último grito. Es alegre. Y, especialmente, es una nueva forma de beber. Es ‘Fernandito’, la bebida que se prepara con ‘un dedo’ de fernet Branca, dos hielos y gaseosa cola a piacere”, decía una de las publicidades gráficas que se difundieron en Italia.

Hubo decenas de degustaciones en las calles de las ciudades más importantes de Italia, además generaron una especie de “idioma” que resultaba de una “mezcla” del inglés, el italiano y el castellano, pero tampoco la gente se enganchó.

Opinión: ¿Qué falló?

A esta altura, todos nos estamos preguntando qué puede haber pasado para que el fernet con coca no haya sido del agrado de los europeos. Una de las primeras hipótesis que surge es la música: ¿habrán tomado escuchando Eros Ramazzotti o Andrea Bocelli? Si fue así, mal. Sin Jiménez o Sabroso de fondo el fernet se corta, dicen.
Otra posibilidad: el fútbol. El clásico Milan-Inter pide Campari o licor de huevo, no Branca.
La explicación que toma más cuerpo es una netamente técnica: vimos en los videos muchos vasitos prolijos y ninguna botella de plástico cortada ni el clásico jarro de chapa para hervir huevos, dos contenedores que le dan al folklore de la ferneteada un sabor inexportable

Ingresar un comentario

happy wheels